Monday, 9 January 2017

Reseña: La Última Estrella de Rick Yancey.

Gracias a RBA por la colaboración.

SINOPSIS:

Nosotros estábamos aquí, por largo tiempo éste fue nuestro hogar. Hasta que ya no pudo serlo. Ellos vinieron, los Otros regresaron. No inventaron la muerte ni la enfermedad, sólo la hicieron peor. Le dieron rostro, la hicieron una máscara lista para usar. Ellos sabían que era la única forma de exterminarnos. Pero esto no terminará así. No lo hará en montaña alguna, desierto ni jungla. No lo hará en tierra firme ni en el mar. Todo terminará donde tuvo siempre que terminar, en el campo de batalla, luego de que el último aliento humano escape más allá de nuestros labios secos.

RESEÑA SIN SPOILERS:


La Última Estrella es la tercera y última parte de la trilogía de Rick Yancey, La Quinta Ola. Tras una primera parte cargada de emoción y una segunda que destaca por el cambio de protagonismo entre los personajes, así como por los giros en la trama, nos llega un desenlace caótico pero justo.

Una de las cosas que más me han gustado, si no la que más, ha sido ver a Cassie resurgir. En el primer libro me encantó su fuerza y personalidad, pero en El Mar Infinito la vi convertirse en alguien innecesaria y presente simplemente porque fue protagonista en su momento, una presencia forzada. En La Última Estrella, Cassie vuelve a cobrar una importancia considerable, por no decir crucial. La vemos crecer de nuevo, dejarse llevar por su instinto más animal en un mundo sin humanidad en la que buscar apoyo. Verla recobrar fuerza y personalidad me hizo creer que tal vez esa caída en el segundo libro fuera necesaria.


En cuanto a otros personajes, puedo confirmar que sigo adorando a Ben Parish y sintiendo emociones enredadas y para nada claras hacia Evan Walker. Marika, Hacha, se ha convertido en alguien a quién disfruto leer. En esta novela, además, podemos conocerla más, la vemos crecer y cambiar con el tiempo, y es genial. Los niños siguen siendo, por supuesto, puntos fuertes en la historia y débiles en el lector. En este último tomo han perdido toda la inocencia y magia, se han convertido en máquinas que luchan por sobrevivir un día más. Los vemos crecer tan deprisa que duele.

Hablemos del argumento. Vaya argumento. Todavía no entiendo muchas cosas, me han quedado dudas y una sensación de paranoia alucinante. Yo no sé si esa era la intención del autor o no, pero realmente me ponía histérica cuando habían mil cosas pasando a la vez, pero ninguna de ellas dando información suficiente.

Me he sentido un poco perdida en las páginas de esta novela, sí, pero las he disfrutado tanto que me volvería a perder en ellas unas tres veces más, o incluso más. Esa es la magia de Rick Yancey: escribe como quiere, transmite lo que necesita y hace que el lector necesite más, sin importar la coherencia que la situación tenga. La simple sensación de haber perdido el sentido del argumento en alguna de las últimas veinte páginas leídas es exactamente lo que no permite soltar el libro.

La otra cosa que más me ha gustado de a novela ha sido el final. Y no, no voy a estropearlo para los que no lo hayáis leído aún, pero quiero compartir lo que me ha parecido. En primer lugar, me ha parecido justo y lógico, dada la situación del momento. Además de justo, me ha parecido fresco y, aunque no original, diferente. Lo que más me ha llamado la atención del final ha sido el epílogo que le sigue que, en realidad, ha sido lo que más me ha emocionado de toda la trilogía. ¿Por qué? Bueno, vemos a los personajes que han podido llegar al final al cabo del tiempo, vemos cómo viven y cómo están, y me parece súper interesante cuando nos dan esa oportunidad. Sí que es verdad que, tal vez, el espacio temporal entre el final de la historia del presente y el epílogo en el futuro fuera demasiado amplio para la poca información que dan, o para lo lentamente que se descubre cómo han llegado a estar como están. No sé vosotrxs, pero soy de las lectoras que disfrutan con un final bien atado y tapado, sin dudas ni nada por el estilo. Es por eso que, a pesar de tener un buen epílogo que deja con ganas de un par de episodios más, creo que debería haber habido un capítulo entre los dos momentos, un punto medio para explicar todo lo ocurrido con detalle.

Con todo esto dicho, puedo afirmar que La Última Estrella es un buen desenlace con un argumento complejo liderado por distintas voces que pueden causar confusión, pero con ese aura de adicción que parece acompañar a todos los libros de Rick Yancey de esta trilogía.

PUNTUACIÓN:



2 comments:

  1. Hola cielo!! =)
    Solo me falta adquirir este libro para tener la trilogía completa y ya ponerme de una vez por todas a leerla porque tengo unas ganas inmensas!!:D
    Gracias11 por la reseña.
    Un beso.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias por el comentario! Un besazo enorme, espero que disfrutes de la trilogía <3

      Delete