Sunday, 10 September 2017

CÓMO SOBREVIVIR A UN SEGUNDO DE BACHILLERATO CUANDO NECESITAS NOTA - Experiencia y consejos.

Hola, little anchors!

Bienvenidxs una entrada más a Marta's Bookshelf.

Con motivo de la vuelta al cole, traigo al blog una entrada que espero sea útil para algunxs de vosotrxs. La verdad, me habría gustado encontrar algunos de los consejos que os voy a dar a continuación cuando yo iba a empezar ese curso que tanto nos aterra.

Dejar claro antes de nada, que todos estos consejos los doy porque han tenido un resultado buenísimo en mi curso, así que espero que os sean igual de útiles a vosotrxs. Repito, os hablo desde la experiencia personal.


Para empezar, deciros que sí, segundo de bachillerato es el curso más complicado que se cursa hasta ese momento. Y sí, si os importa vuestra nota media, lo vais a pasar mal. Pero tranquilos, porque se sale, os lo digo desde la experiencia.


En primer lugar, tenéis que tener claro que segundo es un curso que exige muchísimo del alumnado. Se tienen que echar horas y horas, y esto no es opcional. Es crucial saber dónde te estás metiendo antes de hacerlo. Aquí va el primer consejo:

- Entrad a ese segundo de bachillerato sabiendo que no va a ser tan sencillo como los cursos anteriores. Sabed que os va a faltar tiempo y ganas y que vais a exprimir vuestras capacidades al máximo. Aceptad que, para sacar el curso con una buena nota, vais a tener que sacrificar.

Pero atentos, que aquí viene el siguiente:

- No lo abandonéis a la primera que os parezca demasiado para vosotrxs. Es cuestión de ponerse, y si ese problema de álgebra o esa declinación del latín se resiste... no hay que abandonar, hay que darlo todo hasta conseguirlo. No abandonéis por miedo o pereza.

El siguiente consejo, el que considero más importante y desde luego el más útil, aunque el que se tiene menos en cuenta, tiene que ver con las amistades. No os voy a decir lo típico de "rodeáos de vuestros mejores amigos", no. Eso puede acabar con vuestro curso si vuestros amigos no son los indicados.

- Rodeáos de gente con objetivos similares a los vuestros. No, no me refiero a que encontréis un grupo de estudiantes con la misma carrera universitaria en mente, me refiero a esas personas con los mismos objetivos en cuanto a notas medias o de Selectividad.

Mirad, desde mi experiencia os puedo decir que empezar una bonita amistad con una chica de mi clase que aspiraba a sacar una muy buena nota de selectividad, ha mejorado la mía infinitamente. El ambiente en el que te muevas este curso va a ser determinante en tu nota final. Si decides que necesitas aprobar justx y eso es suficiente, no tienes de qué preocuaprte. Pero si, por el contrario, quieres o necesitas una nota alucinante, de estas que hacen que la gente se pregunte "¿cómo lo ha hecho?", será mejor que valores qué compañías van a reprocharte que no hayas salido de fiesta un sábado en el que debías estudiar y qué otras van a entender tus decisiones y las van a apoyar y compartir. No sabéis lo mucho que me ha ayudado tener gente en la misma situación que yo (necesitando notaza de bachillerato y selectvidad) para sacar adelante el curso.

Además, y esto es muy curioso, en las semanas previas a Selectividad, la división en mi grupo de amigxs fue brutal. Lxs que necesitábamos mucha nota empezamos a vernos más, hablar mucho más, congeniar tanto que nos sentíamos entendidos. Sin embargo, con otra personas se perdió por completo el contacto. Personas que tal vez con aprobar tenían suficiente y sí, en vez de pasar una noche de sábado repasando apuntes podían permitirse irse de fiesta. Y, hacedme caso, esta división de compañías es lo mejor que os puede pasar en los días previos a los exámenes tan temidos de acceso a la Universidad.

Sigamos, y aquí os voy a aconsejar lo que todo el mundo os estará diciendo ahora mismo:

- Estudiad desde el primer día. No valen los "el exámen es dentro de un mes", "total, no pasa a revisar los deberes", no. No valen porque todo el tiempo que podáis ganar, lo agradeceréis en épocas de exámenes que, creedme, no son para nada fáciles.

Otro de los típicos, pero el típico que escuchamos, asentimos y olvidamos:

- Buscad una motivación para poder con todo lo que este curso conlleva. Puede ser el deseo de estudiar cierta carrera, las ganas de dejar con la boca abierta a la familia, las ganas de vacaciones de verano o navidad, según la época de la que estemos hablando... Pueden ser cosas tan simples como un capítulo por cada apartado aprendido, un episodio por cada problema resuelto, una galleta por cada verbo bien traducido... Cualquier cosa es válida si os va a ayudar a estudiar cuando menos ganas tengáis (que va a ser todo el rato, creedme).

Por último, y creo que el más importante de todos:

- Encontrad un lugar, una hora y una manera de estudio que realmente os sea útil. Nada de escuchar música si os distrae, nada de tener la tele puesta de fondo si eso no es deja centraros en los libros que tenéis delante. Nada de estudiar en la biblioteca con amigos por simple postureo, nada de estudiar en la hora de la siesta si os vais a quedar dormidos. Experimentad en qué momento del día rendís más, si os motiva escuchar música o por el contrario os abruma y distrae, si en casa hay demasiado ruido o en la biblioteca demasiado silencio... no tengáis miedo a probar cosas nuevas y que resulten insuficientes, porque puede que alguna os soprenda y os acabe ayudando.

Creo que fue en primero de bachillerato cuando decidí que estudiar por las noches los fines de semana era lo más práctico para mi. Con poco ruido en casa pero mis auriculares siempre sonando, con la luz de la lámpara regulada a mi gusto, una botella de agua a mi lado y muchas hojas en sucio para hacer borradores... así es como he sobrevivido a este año. He encontrado súper útil escribir una y otra vez fechas de historia, fórmulas químicas, nombres de biomoléculas, autores de literatura... escribir me hace recordar. He descubierto que soy incapaz de estudiar con unos apuntes que no sean míos o que lo sean y esté en sucio. Siempre tengo que volver a escribirlos, y os prometo que se me queda muchísima información en hacerlo. También he descubierto que hablar el temario en voz alta me ayuda a entender el contexto de la lección, porque me obligo a dar sentido a lo que digo... y lo acabo entendiendo. He aprendido a estudiar a través de WhatsApp y sí, es posible, pero solo con las personas que, como ya os he dicho, buscan resultados similares y están dispuestos a estudiar a través de nota de voz eternas.

Ah, se me olvidaba:

- Portaos bien con los profesores. Si al final necesitáis unas décimas y ven el esfuerzo de todo el curso, además de atención hacia ellos, respeto a su figura... probablemente os ayuden. A ningún profesor le gusta suspender o negar una matrícula de honor a unx alumnx que se ha esforzado continuamente en un curso tan duro como lo es segundo de bachillerato. No os estoy diciendo que hagáis la pelota, no, por favor. Simplemente, hablad con los profesores, contadles qué queréis estudiar, qué os gusta, qué no, qué os cuesta... preguntad en clase siempre que necesitéis. No os quedéis con el "¿y si...?", porque no hay nada peor que culparse a uno mismo por lo que podría haber sido y nunca fue.

En fin, voy a pedir que me dejéis cualquier pregunta que tengáis acerca de estudios, por muy estúpida que sea, por los comentarios. Si queréis que sea algo más privado podréis contactarme por correo o redes sociales. No tengas miedo a preguntar o a compartir vuestras inseguridades, hablar ayuda muchísimo en momentos duros como esos.

Último consejo, va:

- CREED EN VOSOTRXS.

4 comments:

  1. ¡Hola!
    Yo terminé segundo de bachillerato este año y, aunque fue el curso más complicado de todos, pensaba que iba a ser más fuerte. De hecho, me agobié más con la EBAU que en todo segundo de bachillerato. Por lo que veo, tú estudiabas para los exámenes con días de antelación pero yo siempre estudié el día antes y nunca suspendí un examen. Sacaba de notables para arriba (llevaba haciéndolo desde que empecé el instituto y segundo de bachillerato no fue diferente). Eso sí, hacía los apuntes para estudiar con días de antelación. Coincido contigo en que este último curso te quita más tiempo que los anteriores y la verdad es que más de una vez me vi en un aprieto con las asignaturas. Por ejemplo, yo hice ciencias sociales y si no tuve ninguna complicación con los temas del primer trimestre de matemáticas, el segundo y tercer trimestre me mataron. No obstante, busqué ayuda y al final la saqué. Otra asignatura que también me agobió en muchas ocasiones fue "Fundamentos de la administración y gestión de empresas", porque había que entregar muchos papeles en el plazo que ponía el profesor y claro, como había que hacerlo en grupo, eso fue un caos. Muchas veces tuvimos peleas porque éramos un grupo de cuatro y mi compañera y yo éramos las que prestábamos atención a lo que había que hacer y los otros dos compañeros iban a su bola y después nos preguntaban porque no se habían enterado de nada. Aun así al final todos nos pusimos serios y sacamos un 10 en la asignatura.
    Me ha gustado mucho que hables de tu experiencia con segundo de bachillerato y coincido contigo en lo que a las amistades se refiere. Si te haces amigo de alguien que se esfuerza cada día y que tiene claro lo que quiere, a ti también te va a ir mejor. Yo el lunes empiezo la universidad (voy a estudiar Turismo) y sé que eso de estudiar el día antes no me va a servir, por lo que tengo clarísimo que me tengo que poner las pilas desde el primer día. Eso sí, sé que me va a costar porque no tengo el hábito así que seguiré algunos de tus consejos :D

    ¡Besos!

    ReplyDelete
    Replies
    1. ¡Hola! Muchísimas gracias por compartir tu experiencia conmigo. La verdad es que hacer trabajos en grupo es lo peor, porque los trabajadores siempre acabamos pringando y los dolores de cabeza nos los llevamos todos... Me alegra mucho que consiguieras tu objetivo, ahora a coger con ganas la Universidad! Muchas gracias, de verdad. Me alegra que te haya gustado mi entrada... Un besazo!

      Delete
  2. Hola!

    Pues yo la semana que viene ya conté mi experiencia en 2º bachiller y se volviera a pasar este curso tan horrible lo haría mucho mejor. La razón es que en el primer trimestre al suspender 3 asignaturas (que hasta ese momento no me habia pasado) me derrumbé y aunque en las navidades, cogí fuerzas para el segundo al fin de este también acabé un poco frustrada porque me había caído una. Y ya en el tercer trimestre dije que si o si lo iba a sacar y lo saqué. Me esforzé todo lo que pude y más para aprobar. Al final, el último esfuerzo dio sus resultados y aprobé todas. Finalmente, para selectividad me pusé a tope y logré entrar en la carrera que quería aunque en la segunda convocatoria. Pero bueno mas vale tarde que nunca, no?
    PD: Yo tampoco puedo estudiar sin mis apuntes hechos por mí y también soy mucho de repetirme las cosas una y otra vez jejej Por último, daros mucho ánimo a los que vayáis a empezar este año que parece super complicado pero que con esfuerzo se consigue al final!!

    Un beso!!
    Ainhoa de Infinity life

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchísimas gracias por compartir tu experiencia por aquí! Me alegra que consiguieras entrar, aunque fuera en la segunda convocatoria, eso no tiene importancia alguna... Ahora a tope!! Un besazo!

      Delete